Cómo ajustar el pH y el cloro en una piscina

medidor de cloro

Cuando observamos una piscina, solo vemos agua fresca y cristalina preparada para que nos demos un rico bañito. Sin embargo, detrás hay toda una labor de mantenimiento de piscinas imprescindible para que el chapuzón se produzca sin riesgos. Anteriormente ya hablamos sobre cómo limpiar una piscina. En esta ocasión, te vamos a contar cómo ajustar el pH y el cloro en una piscina. No necesitas a un profesional, ¡te explicamos cómo hacerlo tú misma!

Mantenimiento básico de una piscina: pH y cloro siempre correctos

El pH y el cloro para piscina son dos aspectos fundamentales para mantenerla limpia y segura toda la temporada. El pH son las siglas de potencial de hidrógeno y nos indica la acidez del agua. Sus valores van del 0 al 14, siendo este último el más ácido, mientras que el 7 sería el valor más neutro.

El pH piscina, por tanto, debe encontrarse entre los valores de 7,2 y 7,6. Se trata del intervalo adecuado para garantizar la salud de nuestra piel y nuestros ojos. De encontrarse fuera de esos valores, podrían dañarse. Es, por tanto, aconsejable analizar periódicamente el agua de la piscina para verificar que el pH es correcto.

Entre los productos para piscinas, existen medidores digitales que comprueban los distintos parámetros del agua, como el pH o el cloro.

Por otra parte, será necesario escoger entre los tipos de cloro para un conveniente mantenimiento de piscinas.

Uso de cookies

¿Aceptas las cookies? política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies