Las mejores ideas de decoración vintage para tu hogar. ¡Toma nota!

La decoración vintage está cada vez más de moda y lo mejor es que es apta para cualquier habitación de tu hogar. Se trata de un estilo que se caracteriza por la inclusión de objetos antiguos, haciendo un guiño a otras épocas pasadas. Son, por ejemplo, artículos decoración vintage aquellos que cuentan con varias décadas de vida y se mantienen en perfectas condiciones. Seguro que la casa de tus abuelos siempre te pareció un poco hortera, pues que sepas que ¡ahí encontrarás verdaderas joyas para tu hogar! Encuentra la inspiración que necesitas echando un vistazo a otros tipos de decoración de interior y renueva la estética de tu casa.

Decoración de dormitorios vintage

Tanto para la decoración vintage de tu dormitorio, como de otras habitaciones, es esencial que comiences a reunir todos esos objetos que evocan la nostalgia. Habitualmente se relaciona el término vintage con aquellos artículos que se remontan desde la década de los 50 a los 80.

La madera y los motivos florales son dos de los protagonistas de este estilo. Ambos pueden convertirse en grandes aliados incluso para la decoración de habitaciones juveniles.

Si has buscado por todas partes y no hay rastro de un mueble de cierta antigüedad, ¿qué tal si lo decoras tú misma? No necesitas ser una experta. Por ejemplo, a la hora de pintarlo, escoge un tono pastel y procura dejar ciertas zonas sin pintar. De esta manera, conseguirás un toque rústico vintage increíble. Lo mismo puedes hacer con las sillas e incluso ¡con tu escritorio o mesita de noche! El resultado te encantará.

muebles vintage

Otra idea interesante para tu habitación es fabricar coquetas velas vintage. Basta con que tomes un tarro de cristal (con una abertura lo suficientemente ancha para poder introducir la vela en su interior) y lo decores con encaje, cuerda o con flores de tela.

Objetos de decoración vintage

Para darle a tu hogar ese estilo vintage ansiado, no es necesario recorrerte todos los mercados de antigüedades ni gastar un dineral. Utilizando materiales cotidianos y un poco de imaginación lograrás transformar objetos sencillos en verdaderas reliquias.

En el caso de los salones estilo vintage, el mobiliario es la clave. Echa un vistazo a tu trastero y decide qué puedes reutilizar. Una buena idea para conseguir muebles decoración vintage es forrarlos con papeles antiguos, ¿a que no se te había ocurrido?

Si te gusta esta estética también para el comedor, la madera es, como decíamos, la mejor aliada para las mesas vintage. Puedes colocar candelabros u otro objeto decorativo de color bronce para un resultado perfecto.

Seguro que recuerdas las paredes de la casa de tus abuelos. ¡Los papeles pintados vintage están aquí para resucitar esta estética tan pintoresca! Del mismo modo, la tipografía puede convertirse en un complemento idóneo para transmitir esta atmósfera bucólica. Puedes jugar con las letras decoración vintage para personalizar cualquier habitación. Por ejemplo, ¿qué te parecería decorar tu dormitorio o la sala de estar con una original letra de madera de grandes dimensiones? Puedes colocarla donde te parezca: junto a la ventana, sobre un mueble o, incluso, puede tener la función de repisa para libros. ¡Sencillamente genial!

Como hemos visto, la decoración retro vintage puede aplicarse a cualquier estancia de un hogar. Por supuesto, también a los aseos.

Los muebles de madera, nuevamente, y el mármol blanco son dos imprescindibles de un baño vintage. Si, además, la grifería es de color bronce o dorado, así como los accesorios, lograrás ese estilo antiguo totalmente.

También en el baño puedes recurrir al papel pintado. Resultará mucho mejor si combina con los colores del resto de mobiliario y complementos.

Decoración zen: otra idea decorativa complementaria

Es posible, además, mezclar la estética vintage con la decoración zen, un estilo también en alza. La filosofía Zen se basa en la armonía, en la luz y en la simpleza y huye de los ambientes recargados. El bambú, la madera, el mimbre o la piedra son los materiales indispensables en este movimiento decorativo. Su máxima es conseguir que el hogar sea un remanso de paz, donde desconectar y alcanzar el equilibrio.

Vintage y zen, dos estilos decorativos muy diferentes, pero que puedes complementar estupendamente. ¡Esperamos que hayas tomado nota de todos los consejos!

Compartir