Sea que estás esperando la llegada de tu bebé o alguien que quieres mucho está en la dulce espera, la decoración del dormitorio de bebé es un aspecto más que importante.

Hasta hace algún tiempo, la decoración se limitaba a ponerle mucho color celeste o rosado, según el sexo del bebé. Hoy en día la decoración de un dormitorio de bebé puede ser tan amplia como desafiante.

Claves para crear un dormitorio de bebé muy especial

Como pasa con otros ambientes a decorar, actualmente el concepto de funcionalidad va de la mano con lo estrictamente estético.

Van algunas sugerencias que hoy son furor en el mundo:

1.Elige un estilo

Porque un dormitorio de bebé también responde a un estilo e incluso a una temática. Por ejemplo, si te gusta el color blanco entonces puedes apostar por el estilo provenzal. En función de ello, eliges los cortinados de colores claros y neutros. Los muebles responden a líneas suaves pero con cierto aire tomántico. No olvides los detalles, como un pequeño cesto de mimbre, también en blanco. Luego haz alusión a la utilidad que le quieres dar.

2. La luz es muy importante

Como hemos dicho antes en este blog, la iluminación es una de las estrellas de cualquier decoración. En el caso de un dormitorio de bebé, esta es crucial. La clave es utilizar dos tipos: una central y, otra lateral. Esta segunda actuará en aquellos casos en los que deseamos tranquilizar a nuestro bebé o no despertarlo. Hay lámparas en forma de medialunas y estrellas que van de maravilla.

3.Lograr seguridad sin perder estilo

La seguridad cobra un lugar más que relevante cuando se trata del dormitorio de un bebé. Hay que tener en cuenta que debemos usar protectores de enchufes por ejemplo. También conviene colocar cerrojos adicionales en los cajones de los muebles. Un consejo para no perder la estética, es por ejemplo elegir figuras de animales que combinen con los diseños de cortinados o ropa de cama. Hoy en día se usan mucho los elementos más ambientales o naturistas, como animales o plantas. El verde es un color que predomina en la elección de muchos.

Los estilos pueden ser tan variados como nuestros gustos. La clave es salir un poco de lo más tradicional, e imprimirle a la decoración del dormitorio de bebé un toque personal.

Compartir