La ansiedad se ha convertido en uno de los grandes males de los tiempos en que vivimos. La cantidad de consultas al psicólogo o psiquiatra por esta razón ha aumentado en el mundo entero.

De forma curiosa, o quizás no tanto, las mujeres somos quienes padecemos la ansiedad en una proporción sensiblemente mayor a los hombres. Hay quienes sostienen, que una de las causas son las mayores responsabilidades que ha adquirido la mujer moderna, otros hablan de una conformación cerebral distinta, etc. El punto es que a nadie le gusta sentirse ansioso. La ansiedad no te permite disfrutar, y por tanto es hora de combatirla.

Fáciles estrategias para combatir la ansiedad

  1. Cambia tú “chip”. ¿Qué significa esto? qué dejes de preocuparte tanto por los problemas. Cuando lleguen te ocuparás de ellos, pero no te adelantes.

Cuando pasas mucho tiempo pensando en los posibles riesgos que tal o cual hecho va a tener en un futuro, solo estás desperdiciando el tiempo.

  1. Practica deporte. Elige el deporte que más te guste, o el que más conveniente te resulte practicar. Que el objetivo no sea adelgazar o competir, pues eso te generará más ansiedad. El gran objetivo debe ser “disfrutar”. Además, científicamente está comprobado que el deporte es salud. Cuando realizas actividad física, tu organismo genera mayor cantidad de neurotransmisores, los cuales te hacen sentir mejor.
  1. No escuches demasiado a tus pensamientos. La peor enemiga de una persona ansiosa es su propia mente. Esta genera pensamientos o ideas, generalmente sobredimensionadas. ¿no te ha ocurrido que a partir de situaciones cotidianas de vida, aparecen en tí pensamientos catastróficos? Ten la seguridad de que nada es tan serio ni grave cómo parece.

Son estrategias muy sencillas pero muy poderosas al mismo tiempo. Nada pierdes con ponerlas en práctica, y sin embargo tienes mucho para ganar.

Compartir